Geografía

Geografía

Sierra de Fuentes es un precioso municipio de la provincia de Cáceres, con 1.904 habitantes, a tan solo 11 Km. de la capital, al que se accede por la Nacional 521, dirección Madrid. El pueblo se asienta al abrigo del Risco, el punto más alto de toda la Sierra de La Mosca, con 664 metros. Esta sierra a quien debe su nombre el municipio además de a las numerosas fuentes que existen, dio cobijo a los pobladores de la edad del bronce, quienes ya lo utilizaron como zona de vigilancia.

El este y el centro del término municipal de Sierra de Fuentes forman parte de la penillanura trujillano-cacereña, mientras que la parte occidental se caracteriza por sus pequeños riscos de un conjunto de sierras que se extienden desde la ciudad de Cáceres, hasta este término donde se encuentra su mayor elevación (Risco, 664 m.).

La gran riqueza de Sierra de Fuentes radica, sin duda, en la estepa, la sierra y la dehesa que conforman un paisaje donde los aprovechamiento agrícolas y ganaderos se han armonizado con la conservación de la fauna y la flora más apreciada y representativa del monte mediterráneo.

Por tanto, podemos asegurar que "El Risco" es un maravilloso mirador desde donde observar la pseudos-estepa cacereña, una de las mejores conservadas de la península y con una importancia ecológica indiscutible para especies como la Avutarda (las más importantes colonias de Europa se encuentran en los Llanos de Cáceres y Sierra de Fuentes).


Debido a su enclave, podemos definir a Sierra de Fuentes como el balcón de la Zona de Especial Protección de Aves (ZEPA) de los Llanos de Cáceres y Sierra de Fuentes, y en la Sierra del Risco es donde se localiza la mayor riqueza de la ZEPA. Por ello, la Dirección General de Medio Ambiente ha instalado aquí el Centro de Recuperación de Fauna Silvestre y Educación Ambiental "Los Hornos". Dicho centro constituye un precioso lugar, que además de cumplir con su función principal de atención a cualquier animal silvestre que ingrese en el mismo, desarrolla una magnífica labor educativa y de concienciación por el respeto al medioambiente. Prueba de ello, es que este centro admite visitas de todo tipo de público, en especial grupos de escolares, quienes pueden observar a los animales en recuperación, algunos de ellos mediante el empleo de videocámaras, incluso presenciar intervenciones quirúrgicas y asistir a charlas educativas a cargo de técnicos especialistas.

Pero ese no es el único aprovechamiento que los sierrafuenteños han hecho de su privilegiado entorno natural. Así, nuestra localidad cuenta también con un Aula Apícola Municipal, donde se produce miel ecológica de una magnífica calidad. Igual que en el caso anterior, este centro, además de dedicarse a la producción, recibe grupos de visitantes que quieren acercarse al apasionante mundo de las abejas, aprendiendo el sistema de producción y conociendo los distintos tipos de mieles y su elaboración, además de ver a las abejas trabajar en directo.